Copias sin limite

La regla nemo auditur en la jurisprudencia contencioso-administrativa

por Rebollo Puig, Manuel

Artículo
ISSN: 1696-9650
Madrid Iustel 2003
Ver otros artículos del mismo número: 4

Hay puntos oscuros en la regla nemo auditur propriam turpitudinem allegans. Pero, como mínimo, su estudio en Derecho civil, deja claro que el significado que suele atribuírsele poco o nada tiene que ver con lo que las sentencias contencioso-administrativas que la invocan pretenden decir con ella y que más bien parecen partir de una confusión. La confusión tiene su origen en que hay demasiadas torpezas y en el mal entendimiento de la turpitudo o torpeza de que habla el aforismo. Turpitudo(-inis) significa “ignominia, deshonra, infamia, vileza, vergüenza” y, en una segunda acepción, se traduce como “fealdad, deformidad”. Turpis(-e) es “vergonzoso, infame, indecente” y también “feo, repulsivo, repugnante”. Me atrevo a imaginar que esas segundas acepciones provienen de una moralismo que, viendo muy feo hacer cosas indecentes, llegó a identificar turpitudo con fealdad. A lo que hoy llamamos normalmente torpe se llamaba en latín tardus y stolidus, y a la torpeza inertia. En el Diccionario de la Real Academia aparece todavía “turpitud” como sinónimo anticuado de torpeza y “turpe” como torpe. Pero “torpe” no tiene sólo el significado usual de “desmañado, falto de habilidad o destreza” o de “rudo, tardo en comprender”. Aparecen estas otras acepciones que nos ponen en el buen camino para entender la regla: torpe es “deshonesto,
impúdico, lascivo”; y algo más ampliamente “ignominioso, indecoroso, infame”. Torpeza es la “calidad de torpe” y, por tanto, con las mismas acepciones variadas de torpe, incluida la que lo relaciona con lo inmoral, que es lo que aquí interesa [...]

Tabla de Contenidos

I. LA REGLA NEMO AUDITUR PROPRIAM TURPITUDINEM ALLEGANS EN EL DERECHO CIVIL Y SU TRASLACIÓN AL DERECHO ADMINISTRATIVO
1. Hay demasiadas torpezas
2. El nemo auditur en los artículos 1305 y 1306 del Código Civil: exclusión de la restitución de lo entregado con causa torpe
3. ¿Recepción del genuino nemo auditur en el Derecho administrativo?
II. EL NEMO AUDITUR EN LA JURISPRUDENCIA CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVA: NADIE PUEDE ALEGAR SU PROPIA TORPEZA PARA OBTENER PROVECHO Y, EN ESPECIAL, PARA CONSEGUIR UNA DECLARACIÓN DE NULIDAD QUE LE BENEFICIA
1. Otro nemo auditur cuya relación con la torpeza es muy diferente
2. Aplicación de este nemo auditur contra el administrado
3. Supuestos de aplicación de este otro nemo auditur contra la Administración
III. CRÍTICA DE LA JURISPRUDENCIA CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVA DEL NEMO AUDITUR: NO ES CIERTO QUE NO QUEPA ALEGAR LOS VICIOS DEBIDOS A LA PROPIA CONDUCTA; EN ESPECIAL, PUEDE HACERLO LA ADMINISTRACIÓN Y ES LO CARACTERÍSTICO DE LA NULIDAD DE PLENO DERECHO
1. La doctrina sólo ha aceptado este peculiar nemo auditur como limitación para el administrado y respecto a vicios de anulabilidad
2. Este nemo auditur no tiene fundamento positivo y, por el contrario, choca con los caracteres de la nulidad de pleno derecho y con el régimen de revisión de oficio
IV. SOLUCIONES SIMILARES A LAS QUE SE LLEGA CON EL NEMO AUDITUR PUEDEN Y DEBEN LOGRARSE POR OTRAS VÍAS: EN ESPECIAL, LA EQUIDAD COMO INSTRUMENTO PARA MODERAR LOS EXCESOS DE LA NULIDAD DE PLENO DERECHO


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 226 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

Hay puntos oscuros en la regla nemo auditur propriam turpitudinem allegans. Pero, como mínimo, su estudio en Derecho civil, deja claro que el significado que suele atribuírsele poco o nada tiene que ver con lo que las sentencias contencioso-administrativas que la invocan pretenden decir con ella y que más bien parecen partir de una confusión. La confusión tiene su origen en que hay demasiadas torpezas y en el mal entendimiento de la turpitudo o torpeza de que habla el aforismo. Turpitudo(-inis) significa “ignominia, deshonra, infamia, vileza, vergüenza” y, en una segunda acepción, se traduce como “fealdad, deformidad”. Turpis(-e) es “vergonzoso, infame, indecente” y también “feo, repulsivo, repugnante”. Me atrevo a imaginar que esas segundas acepciones provienen de una moralismo que, viendo muy feo hacer cosas indecentes, llegó a identificar turpitudo con fealdad. A lo que hoy llamamos normalmente torpe se llamaba en latín tardus y stolidus, y a la torpeza inertia. En el Diccionario de la Real Academia aparece todavía “turpitud” como sinónimo anticuado de torpeza y “turpe” como torpe. Pero “torpe” no tiene sólo el significado usual de “desmañado, falto de habilidad o destreza” o de “rudo, tardo en comprender”. Aparecen estas otras acepciones que nos ponen en el buen camino para entender la regla: torpe es “deshonesto,
impúdico, lascivo”; y algo más ampliamente “ignominioso, indecoroso, infame”. Torpeza es la “calidad de torpe” y, por tanto, con las mismas acepciones variadas de torpe, incluida la que lo relaciona con lo inmoral, que es lo que aquí interesa [...]

Tabla de Contenidos

I. LA REGLA NEMO AUDITUR PROPRIAM TURPITUDINEM ALLEGANS EN EL DERECHO CIVIL Y SU TRASLACIÓN AL DERECHO ADMINISTRATIVO
1. Hay demasiadas torpezas
2. El nemo auditur en los artículos 1305 y 1306 del Código Civil: exclusión de la restitución de lo entregado con causa torpe
3. ¿Recepción del genuino nemo auditur en el Derecho administrativo?
II. EL NEMO AUDITUR EN LA JURISPRUDENCIA CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVA: NADIE PUEDE ALEGAR SU PROPIA TORPEZA PARA OBTENER PROVECHO Y, EN ESPECIAL, PARA CONSEGUIR UNA DECLARACIÓN DE NULIDAD QUE LE BENEFICIA
1. Otro nemo auditur cuya relación con la torpeza es muy diferente
2. Aplicación de este nemo auditur contra el administrado
3. Supuestos de aplicación de este otro nemo auditur contra la Administración
III. CRÍTICA DE LA JURISPRUDENCIA CONTENCIOSO-ADMINISTRATIVA DEL NEMO AUDITUR: NO ES CIERTO QUE NO QUEPA ALEGAR LOS VICIOS DEBIDOS A LA PROPIA CONDUCTA; EN ESPECIAL, PUEDE HACERLO LA ADMINISTRACIÓN Y ES LO CARACTERÍSTICO DE LA NULIDAD DE PLENO DERECHO
1. La doctrina sólo ha aceptado este peculiar nemo auditur como limitación para el administrado y respecto a vicios de anulabilidad
2. Este nemo auditur no tiene fundamento positivo y, por el contrario, choca con los caracteres de la nulidad de pleno derecho y con el régimen de revisión de oficio
IV. SOLUCIONES SIMILARES A LAS QUE SE LLEGA CON EL NEMO AUDITUR PUEDEN Y DEBEN LOGRARSE POR OTRAS VÍAS: EN ESPECIAL, LA EQUIDAD COMO INSTRUMENTO PARA MODERAR LOS EXCESOS DE LA NULIDAD DE PLENO DERECHO


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 226 Kb.
  • Lectura offline protegida
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior
  • Español

Otros usuarios también leyeron