1 de 1 copias disponibles

Daños por vulneración del derecho a la intimidad personal ante los escraches

por Quílez Moreno, José María

Artículo
ISSN: 1886-6212
Madrid Iustel 2015
Ver otros artículos del mismo número: 20

El presente artículo pretende poner de manifiesto los posibles excesos del ejercicio del derecho de manifestación, cuando se producen los llamados “escraches” ante los domicilios de políticos y representantes públicos.
El nuevo escenario de la crisis económica está ocasionando un deterioro en el sentir ciudadano respecto de la clase política. Una falta de confianza y sentimiento de abandono, que le hace canalizar muchas de las frustraciones y situaciones difíciles a las que se enfrenta hacia la clase política, considerándola culpable en muchos casos de sus males.
El rechazo se muestra a través de actos como los denominados “escraches”, que además de tratar de poner en evidencia al político, intentan molestarlo y conseguir notoriedad para sus fines reivindicativos.
Pero estas actuaciones no tienen en cuenta que los políticos también gozan de una protección constitucional: del derecho a la intimidad reconocido en el artículo 18 de nuestra Constitución. Y si bien los derechos que confiere este artículo se encuentran limitados en el caso de los representantes públicos, no quiere ello decir que se les haya privado de este derecho.
Tienen así los políticos cauces procesales para luchar contra esas posibles intromisiones ilegítimas, si bien la vía civil parece una mejor solución que la penal.

This article aims to highlight the possible excesses of exercising the right of demonstration when produced the called "escraches" just in front of the homes of politicians and public representatives.
The new stage of the economic crisis is leading to a deterioration in the citizens feelings about the political class. Lack of trust and feelings of abandonment, which makes them to channel many of the frustrations and difficult situations toward the political class, considering culprit in many cases of their ills.
The rejection is shown through acts as so-called "escraches" which besides trying to embarrass the politician, it tries to bother and get notoriety for their protest purposes.
But these actions are not considering that politicians also enjoy constitutional protection: the right to privacy recognized by Article 18 of our Constitution. And even though their rights under this article are limited in case of public representatives, does not that mean that they have been deprived of this right.
So politicians have legal remedies to combat those possible illegal interferences, although civil proceeding seems a better solution than the criminal.

Tabla de Contenidos

1.- Derecho de manifestación, libertad de expresión y escraches: Un momento de reflexión
2. ¿Dañan los escraches el derecho a la intimidad personal y familiar?
3. En conclusión.


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 317 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

El presente artículo pretende poner de manifiesto los posibles excesos del ejercicio del derecho de manifestación, cuando se producen los llamados “escraches” ante los domicilios de políticos y representantes públicos.
El nuevo escenario de la crisis económica está ocasionando un deterioro en el sentir ciudadano respecto de la clase política. Una falta de confianza y sentimiento de abandono, que le hace canalizar muchas de las frustraciones y situaciones difíciles a las que se enfrenta hacia la clase política, considerándola culpable en muchos casos de sus males.
El rechazo se muestra a través de actos como los denominados “escraches”, que además de tratar de poner en evidencia al político, intentan molestarlo y conseguir notoriedad para sus fines reivindicativos.
Pero estas actuaciones no tienen en cuenta que los políticos también gozan de una protección constitucional: del derecho a la intimidad reconocido en el artículo 18 de nuestra Constitución. Y si bien los derechos que confiere este artículo se encuentran limitados en el caso de los representantes públicos, no quiere ello decir que se les haya privado de este derecho.
Tienen así los políticos cauces procesales para luchar contra esas posibles intromisiones ilegítimas, si bien la vía civil parece una mejor solución que la penal.

This article aims to highlight the possible excesses of exercising the right of demonstration when produced the called "escraches" just in front of the homes of politicians and public representatives.
The new stage of the economic crisis is leading to a deterioration in the citizens feelings about the political class. Lack of trust and feelings of abandonment, which makes them to channel many of the frustrations and difficult situations toward the political class, considering culprit in many cases of their ills.
The rejection is shown through acts as so-called "escraches" which besides trying to embarrass the politician, it tries to bother and get notoriety for their protest purposes.
But these actions are not considering that politicians also enjoy constitutional protection: the right to privacy recognized by Article 18 of our Constitution. And even though their rights under this article are limited in case of public representatives, does not that mean that they have been deprived of this right.
So politicians have legal remedies to combat those possible illegal interferences, although civil proceeding seems a better solution than the criminal.

Tabla de Contenidos

1.- Derecho de manifestación, libertad de expresión y escraches: Un momento de reflexión
2. ¿Dañan los escraches el derecho a la intimidad personal y familiar?
3. En conclusión.


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 317 Kb.
  • Lectura offline protegida
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior
  • Español