Copias sin limite

Sentencia núm. 482/2017, de 28 de junio. DELITO DE COMISIÓN POR OMISIÓN (art. 11 CP): equivalencia de la omisión al acto positivo; dolo e imprudencia en el delito de omisión; el delito de homicidio es causar la muerte a otro, contra su voluntad, circunstancia que no se da en el caso de los suicidas; el suicidio libre y voluntariamente decidido es atípico, aunque no la intervención de terceros en el mismo, que pueden ser castigados a través de la inducción y cooperación previstas en el art. 143 CP, siendo el hecho atípico en el caso resuelto, por aplicación del art. 12 CP, al descartarse la existencia de dolo, no estando prevista la versión imprudente en aquél precepto

por Tribunal Supremo (Sala de lo Penal, Sección 1ª)

Artículo
ISSN: 1696-9642
Madrid Iustel 2018
Ver otros artículos del mismo número: 44

En el caso sometido a la consideración del alto Tribunal el órgano de instancia había absuelto al acusado del delito de homicidio por imprudencia, recurriendo las acusaciones particulares la sentencia absolutoria, alegando infracción de ley por indebida inaplicación del art. 142, en relación el art. 11 CP. Las recurrentes sostenían que se había producido un delito de homicidio imprudente en comisión por omisión, por cuanto que el acusado, policía municipal, ostentaba, como agente encargado de la custodia de los detenidos, la posición de garante respecto a la vida e integridad física del detenido fallecido, que acabó con su vida ahorcándose en la celda, en un segundo intento, pues en el primero desistió luego de la intervención del acusado [...]


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 95 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

En el caso sometido a la consideración del alto Tribunal el órgano de instancia había absuelto al acusado del delito de homicidio por imprudencia, recurriendo las acusaciones particulares la sentencia absolutoria, alegando infracción de ley por indebida inaplicación del art. 142, en relación el art. 11 CP. Las recurrentes sostenían que se había producido un delito de homicidio imprudente en comisión por omisión, por cuanto que el acusado, policía municipal, ostentaba, como agente encargado de la custodia de los detenidos, la posición de garante respecto a la vida e integridad física del detenido fallecido, que acabó con su vida ahorcándose en la celda, en un segundo intento, pues en el primero desistió luego de la intervención del acusado [...]


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 95 Kb.
  • Lectura offline protegida
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior
  • Español