1 de 1 copias disponibles

Bravo Bosch, María José: La injuria verbal colectiva

por Barcia Lago, Modesto

Artículo
ISSN: 1697-3046
Madrid Iustel 2008
Ver otros artículos del mismo número: 10

¿Es posible en el ámbito de la erudición romanística la originalidad, tanto de los temas de estudio como de su tratamiento? Pudiera pensarse que después de los largos siglos transcurridos desde que aquella “lucerna Iuris” irneriana se encendiera en Bolonia al despedirse el siglo XI, el intensivo cultivo del Derecho Romano hubiese agotado su savia nutriente de la Ciencia Jurídica y su campo de saberes fuese ya un barbecho sin perspectivas, ante la insolencia normadora de nuestras sociedades actuales y el desapego de los propios juristas, embebidos muchos de ellos en el vicio solitario de la contemplación solipsista, cual narcisos en su estanque, del ombligo de sus respectivas especialidades, cuando no simplemente miopes para ver más allá del contingente empirismo ordenancista, y despreocupados del lugar en que se inscriben las incesantes regulaciones en la dinámica histórica de la juridicidad, a través de la cual se ha venido haciendo posible la convivencia humana; desprecio, en suma -tal vez porque ya se ignora-, del Derecho en su sentido más cabal de ordenación de la convivencia cívica [...]


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 37 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

¿Es posible en el ámbito de la erudición romanística la originalidad, tanto de los temas de estudio como de su tratamiento? Pudiera pensarse que después de los largos siglos transcurridos desde que aquella “lucerna Iuris” irneriana se encendiera en Bolonia al despedirse el siglo XI, el intensivo cultivo del Derecho Romano hubiese agotado su savia nutriente de la Ciencia Jurídica y su campo de saberes fuese ya un barbecho sin perspectivas, ante la insolencia normadora de nuestras sociedades actuales y el desapego de los propios juristas, embebidos muchos de ellos en el vicio solitario de la contemplación solipsista, cual narcisos en su estanque, del ombligo de sus respectivas especialidades, cuando no simplemente miopes para ver más allá del contingente empirismo ordenancista, y despreocupados del lugar en que se inscriben las incesantes regulaciones en la dinámica histórica de la juridicidad, a través de la cual se ha venido haciendo posible la convivencia humana; desprecio, en suma -tal vez porque ya se ignora-, del Derecho en su sentido más cabal de ordenación de la convivencia cívica [...]


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 37 Kb.
  • Lectura offline protegida
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior
  • Español