Copias sin limite

La vejez y el envejecimiento

por Consejo General de la Abogacía Española

Libro

Recientemente hemos podido comprobar que las políticas de Estado no deben desconocer los venideros cambios en la realidad social y sí tienen la responsabilidad de prevenirlos. Sobre esto hemos tenido que sufrir en estos tiempos más de una experiencia desafortunada.
De estos necesarios cambios tienen que ser directa correa de transmisión los colectivos profesionales; tanto en el sentido de adaptarse, como en el de contribuir a mejorar las futuras condiciones de convivencia organizada de los ciudadanos. No es un descubrimiento el importante papel que le corresponde desempeñar a la Abogacía, sirviendo a la sociedad en el interés público y en la defensa de derechos e intereses, para hacer efectivos los derechos y libertades fundamentales en orden a la concordia y a la Justicia, como compromete el art.1.1 del Estatuto General de la Abogacía Española.
Es un hecho que nuestra población envejece. Afortunadamente. Y se convierte en un colectivo cada vez más numeroso y más participativo socialmente, y por múltiples motivos con sus particulares dificultades y necesidades. La fortuna de cumplir más años frecuentemente nos hace, sin embargo, más vulnerables. Y sucede que lo que es una bendición desde el punto de vista de la persona puede convertirse en un problema desde el prisma de la sociedad. Por eso existe la necesidad de subrayar el envejecimiento desde dos puntos de vista: la persona, lo que nos lleva a revisar las situaciones emergentes individuales; y la sociedad, con lo que comporta para ella el envejecimiento poblacional. Mientras que la primera perspectiva nos mueve en el ámbito de los derechos y del estatuto de las personas mayores, para lo que comporta un evidente factor de presión la participación más activa de las personas mayores en las relaciones interindividuales y en la vida social; la segunda apunta directamente y en primer lugar, al análisis de las principales variables de los equilibrios demográficos y de las poblaciones envejecidas: baja natalidad, desigual impacto de los movimientos migratorios, incremento de la esperanza de vida, desequilibrios en la distribución poblacional con especial incidencia sobre la población mayor (p. ej., la llamada España vaciada, y al mismo tiempo envejecida).
Estos cambios demandan una paralela adaptación y modificación de las estructuras sociales, de los marcos jurídicos y las regulaciones específicas adaptadas a las necesidades de las personas mayores. Un más intenso compromiso social y una mayor presencia y protagonismo en la sociedad, cierto, pero también una creciente vulnerabilidad acompasada al proceso mismo del envejecimiento, que en ocasiones se ve acompañada de una dura soledad.

Tabla de Contenidos

Índice:
1. EL ENVEJECIMIENTO EN LA SOCIEDAD ACTUAL;
2. LOS RETOS DEL ENVEJECIMIENTO PARA LA ABOGACÍA:EJEMPLOS;
3. IMPACTO EN LA ABOGACÍA:
3.1 Aspectos de asesoramiento general. El impacto de los mayores de la digitalización de la sociedad;
3.2 Aspectos socio-sanitarios, ámbito de la dependencia. Otras actividades vinculadas con el ocio;
3.3 Relaciones familiares, vida doméstica y sucesiones;
3.4 Contexto económico, financiero y laboral de la persona mayor;
3.5 Actividades diversas de asesoría.


  • Formato: PDF
  • Número de páginas: 14
  • Tamaño: 3.711 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

Recientemente hemos podido comprobar que las políticas de Estado no deben desconocer los venideros cambios en la realidad social y sí tienen la responsabilidad de prevenirlos. Sobre esto hemos tenido que sufrir en estos tiempos más de una experiencia desafortunada.
De estos necesarios cambios tienen que ser directa correa de transmisión los colectivos profesionales; tanto en el sentido de adaptarse, como en el de contribuir a mejorar las futuras condiciones de convivencia organizada de los ciudadanos. No es un descubrimiento el importante papel que le corresponde desempeñar a la Abogacía, sirviendo a la sociedad en el interés público y en la defensa de derechos e intereses, para hacer efectivos los derechos y libertades fundamentales en orden a la concordia y a la Justicia, como compromete el art.1.1 del Estatuto General de la Abogacía Española.
Es un hecho que nuestra población envejece. Afortunadamente. Y se convierte en un colectivo cada vez más numeroso y más participativo socialmente, y por múltiples motivos con sus particulares dificultades y necesidades. La fortuna de cumplir más años frecuentemente nos hace, sin embargo, más vulnerables. Y sucede que lo que es una bendición desde el punto de vista de la persona puede convertirse en un problema desde el prisma de la sociedad. Por eso existe la necesidad de subrayar el envejecimiento desde dos puntos de vista: la persona, lo que nos lleva a revisar las situaciones emergentes individuales; y la sociedad, con lo que comporta para ella el envejecimiento poblacional. Mientras que la primera perspectiva nos mueve en el ámbito de los derechos y del estatuto de las personas mayores, para lo que comporta un evidente factor de presión la participación más activa de las personas mayores en las relaciones interindividuales y en la vida social; la segunda apunta directamente y en primer lugar, al análisis de las principales variables de los equilibrios demográficos y de las poblaciones envejecidas: baja natalidad, desigual impacto de los movimientos migratorios, incremento de la esperanza de vida, desequilibrios en la distribución poblacional con especial incidencia sobre la población mayor (p. ej., la llamada España vaciada, y al mismo tiempo envejecida).
Estos cambios demandan una paralela adaptación y modificación de las estructuras sociales, de los marcos jurídicos y las regulaciones específicas adaptadas a las necesidades de las personas mayores. Un más intenso compromiso social y una mayor presencia y protagonismo en la sociedad, cierto, pero también una creciente vulnerabilidad acompasada al proceso mismo del envejecimiento, que en ocasiones se ve acompañada de una dura soledad.

Tabla de Contenidos

Índice:
1. EL ENVEJECIMIENTO EN LA SOCIEDAD ACTUAL;
2. LOS RETOS DEL ENVEJECIMIENTO PARA LA ABOGACÍA:EJEMPLOS;
3. IMPACTO EN LA ABOGACÍA:
3.1 Aspectos de asesoramiento general. El impacto de los mayores de la digitalización de la sociedad;
3.2 Aspectos socio-sanitarios, ámbito de la dependencia. Otras actividades vinculadas con el ocio;
3.3 Relaciones familiares, vida doméstica y sucesiones;
3.4 Contexto económico, financiero y laboral de la persona mayor;
3.5 Actividades diversas de asesoría.


  • Formato: PDF
  • Número de páginas: 14
  • Tamaño: 3.711 Kb.
  • Lectura offline protegida
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior
  • Español

Otros usuarios también leyeron