1 de 1 copias disponibles

Delitos contra el honor, la intimidad, e inviolabilidad del domicilio

por Bocanegra Márquez, Jara

Artículo
ISSN: 1698-1189
Madrid Iustel 2020
Ver otros artículos del mismo número: 34

Sentencia del Tribunal Supremo 412/2020, de 20 de julio, Sala Segunda; ponente: Excmo. Sr. Andrés Palomo del Arco, referente a delitos de descubrimiento y revelación de secretos.
El desarrollo tecnológico ha llevado a que con cada vez más frecuencia los ciudadanos se comuniquen y, en fin, desenvuelvan su vida a través de soportes informáticos. Las tradicionales cartas han sido sustituidas por correos electrónicos, de envío y recepción casi inmediatos, y la mayoría de nuestros efectos personales (fotografías, notas, videos, etc.) se generan en formato electrónico, y se guardan en el software de nuestros dispositivos electrónicos, o bien -si somos más precavidos- en ficheros o bases de datos en Internet (la conocida “nube”). Conscientes del elevado valor personal que tienen los datos que los ciudadanos almacenan en estos soportes electrónicos, en tanto expresión del ejercicio del derecho fundamental a la intimidad, los organismos e instituciones han desarrollado, tanto a nivel internacional, como nacional, una extensa normativa a este respecto que regula estos datos, ofreciéndoles una protección frente a intromisiones no deseadas de terceros [...]


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 148 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

Sentencia del Tribunal Supremo 412/2020, de 20 de julio, Sala Segunda; ponente: Excmo. Sr. Andrés Palomo del Arco, referente a delitos de descubrimiento y revelación de secretos.
El desarrollo tecnológico ha llevado a que con cada vez más frecuencia los ciudadanos se comuniquen y, en fin, desenvuelvan su vida a través de soportes informáticos. Las tradicionales cartas han sido sustituidas por correos electrónicos, de envío y recepción casi inmediatos, y la mayoría de nuestros efectos personales (fotografías, notas, videos, etc.) se generan en formato electrónico, y se guardan en el software de nuestros dispositivos electrónicos, o bien -si somos más precavidos- en ficheros o bases de datos en Internet (la conocida “nube”). Conscientes del elevado valor personal que tienen los datos que los ciudadanos almacenan en estos soportes electrónicos, en tanto expresión del ejercicio del derecho fundamental a la intimidad, los organismos e instituciones han desarrollado, tanto a nivel internacional, como nacional, una extensa normativa a este respecto que regula estos datos, ofreciéndoles una protección frente a intromisiones no deseadas de terceros [...]


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 148 Kb.
  • Lectura offline protegida
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior
  • Español