Copias sin limite

Escalar, con Bach, las cimas de la belleza

por López Quintás, Alfonso

Artículo
ISSN: 0210-4121
Ver otros artículos del mismo número: 93

Hacer la experiencia de la belleza de la mano de un artista consumado tiene hoy un interés de primer orden, incluso en el campo académico. No lo dudara quien conozca la magna obra Gloria, de Hans Urs von Balthasar, uno de los mayores pensadores del siglo XX. Hoy se cultiva con bastante éxito la musicoterapia y, en otro nivel, se habla en altas instancias -como el mismo Vaticano- de la vía pulchritudinis, la vía de la belleza para llegar a la trascendencia divina. Y es cierto que puede haber esta vía o camino, pero con una condición: que realicemos la experiencia personal de la belleza en grado sumo. El tema de que sea la belleza sigue siendo un "tema difícil", como dijo Platón, pero hemos de irlo clarificando cada día un poco mas por vía de participación. Heidegger solía decir que para conocer lo mas importante de la vida "hay que lanzarse al torrente", es decir, hay que participar. Como se da la circunstancia gran torrente de la música de Bach, que supone una cima prodigiosa en el cultivo de la belleza. Sera sin duda unos instantes privilegiados. "Estas obras nos elevan con fuerza irresistible hacia lo grande y sublime -escribe el gran director de orquesta J. E. Gardiner-; no se limitan a complacernos con algo bello y agradable. Por eso nos impresionan mas a medida que las escuchamos y la conocemos mas de cerca". Muchas de sus paginas son de la mas bellas de la historia de la música [...]

Sesión del 31 de mayo del 2016.


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 65 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

Hacer la experiencia de la belleza de la mano de un artista consumado tiene hoy un interés de primer orden, incluso en el campo académico. No lo dudara quien conozca la magna obra Gloria, de Hans Urs von Balthasar, uno de los mayores pensadores del siglo XX. Hoy se cultiva con bastante éxito la musicoterapia y, en otro nivel, se habla en altas instancias -como el mismo Vaticano- de la vía pulchritudinis, la vía de la belleza para llegar a la trascendencia divina. Y es cierto que puede haber esta vía o camino, pero con una condición: que realicemos la experiencia personal de la belleza en grado sumo. El tema de que sea la belleza sigue siendo un "tema difícil", como dijo Platón, pero hemos de irlo clarificando cada día un poco mas por vía de participación. Heidegger solía decir que para conocer lo mas importante de la vida "hay que lanzarse al torrente", es decir, hay que participar. Como se da la circunstancia gran torrente de la música de Bach, que supone una cima prodigiosa en el cultivo de la belleza. Sera sin duda unos instantes privilegiados. "Estas obras nos elevan con fuerza irresistible hacia lo grande y sublime -escribe el gran director de orquesta J. E. Gardiner-; no se limitan a complacernos con algo bello y agradable. Por eso nos impresionan mas a medida que las escuchamos y la conocemos mas de cerca". Muchas de sus paginas son de la mas bellas de la historia de la música [...]

Sesión del 31 de mayo del 2016.


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 65 Kb.
  • Lectura offline protegida
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior