Copias sin limite

Las reglas de conducta de los políticos: evolución en el Reino Unido

por Bustos Gisbert, Rafael

Artículo
ISSN: 2695-5407
Ver otros artículos del mismo número: Número 104. Volumen II. Enero-Abril 2016

El presente trabajo aborda la experiencia británica en materia de códigos de conducta aprobados y pensados para los miembros del gobierno y del parlamento. Esta experiencia es muy rica pues se inicia a finales del siglo pasado y no ha parado de evolucionar en paralelo a las crecientes demandas a favor de una mayor honradez en la vida pública británica. Además, las peculiaridades de la «constitución» británica y, en particular, el uso de «convenciones constitucionales» para articular estos códigos han resultado un campo muy fértil para un uso razonable de este tipo de códigos. Precisamente por esas peculiaridades tan británicas la traslación de esta experiencia al resto de Europa resulta muy problemática, si bien se puede aprender mucho de los problemas y de las fórmulas empleados para resolverlos en el Reino Unido.

Tabla de Contenidos

I. Introducción.
II. Convenciones constitucionales y corrupción política: dos conceptos condenados a entenderse.
II.1. Las convenciones constitucionales.
II.2. El concepto de corrupción política: la necesidad de las convenciones constitucionales para definirla.
III. El nacimiento de los códigos de conducta.
III.1. Dos fines de época.
III.2. La primera reacción: el Informe Nolan.
III.3. Una segunda reacción: la resolución sobre responsabilidad política.
IV. Los códigos de conducta gubernamentales.
IV.1. De las Questions of Procedure for Ministers al Ministerial Code.
IV.2. El Ministerial Code: contenido.
IV.3. La garantía del cumplimiento del Ministerial Code.
V. Los codigos de los parlamentarios.
V.1. Contexto.
V.2. Los códigos de conducta parlamentarios: aprobación y contenido.
V.3. La garantía del cumplimiento de los códigos.
VI. Reflexiones finales.
VII. Bibliografía y documentos de interés.
VIII. Documentos británicos de interés.


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 176 Kb.

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior

El presente trabajo aborda la experiencia británica en materia de códigos de conducta aprobados y pensados para los miembros del gobierno y del parlamento. Esta experiencia es muy rica pues se inicia a finales del siglo pasado y no ha parado de evolucionar en paralelo a las crecientes demandas a favor de una mayor honradez en la vida pública británica. Además, las peculiaridades de la «constitución» británica y, en particular, el uso de «convenciones constitucionales» para articular estos códigos han resultado un campo muy fértil para un uso razonable de este tipo de códigos. Precisamente por esas peculiaridades tan británicas la traslación de esta experiencia al resto de Europa resulta muy problemática, si bien se puede aprender mucho de los problemas y de las fórmulas empleados para resolverlos en el Reino Unido.

Tabla de Contenidos

I. Introducción.
II. Convenciones constitucionales y corrupción política: dos conceptos condenados a entenderse.
II.1. Las convenciones constitucionales.
II.2. El concepto de corrupción política: la necesidad de las convenciones constitucionales para definirla.
III. El nacimiento de los códigos de conducta.
III.1. Dos fines de época.
III.2. La primera reacción: el Informe Nolan.
III.3. Una segunda reacción: la resolución sobre responsabilidad política.
IV. Los códigos de conducta gubernamentales.
IV.1. De las Questions of Procedure for Ministers al Ministerial Code.
IV.2. El Ministerial Code: contenido.
IV.3. La garantía del cumplimiento del Ministerial Code.
V. Los codigos de los parlamentarios.
V.1. Contexto.
V.2. Los códigos de conducta parlamentarios: aprobación y contenido.
V.3. La garantía del cumplimiento de los códigos.
VI. Reflexiones finales.
VII. Bibliografía y documentos de interés.
VIII. Documentos británicos de interés.


  • Formato: PDF
  • Tamaño: 176 Kb.
  • Lectura online

Agregar valoración

Para este apartado es necesario identificarse mediante la opción "Acceso" en el menú superior
  • Desconocido